Estando a tan solo un par de horas para terminar este año, pienso mucho en el futuro. Este 2012 fue un año increíble, llego a nuestras vidas una personita que le ha dado sentido a todos esos años de extraño sentir, oscuros y febriles. Su nombre es Dalia, mi hija que acaba de cumplir 9 meses de vida.

Dalia es una bebe muy inquieta y curiosa, le interesa todo, todo en absoluto. Tan inquieta y curiosa es que nunca le intereso gatear, y en lugar de ello, comienza a usar sus pequeños pies cual si pudiera caminar, y sí, tuvimos que comprarle una andadera en la que se mueve por toda la casa.

Tiene una extraña inquietud de probar todo, lo que nos hace estar atentos a todo aquello que agarra con las manos y evitar que ocurra un accidente.

Sus primeras palabras balbucenates han sido “Mama”, y poco después ha comenzado decir “Papa”, aunque estas le han costado mas trabajo.

Aprendí a cambiar pañales, a prepararle el biberón con las medidas necesarias en leche, agua y temperatura. Aprendí a entender cuando tiene hambre, sed, sueño, o cuando necesita un cambio de pañales.

Hubo semanas que casi no dormimos por velarla cuando recién nació, o cuando estaba enferma. Y sufrimos cuando ella sufría por el dolor de una vacuna, o del reflujo que tuvo muy pequeña y le quemaba la garganta cuando le subía la comida.

Pero también reímos por cada paso que da en su crecimiento, cuando nos toca con sus manos el rostro, cuando se queda quieta sobre mi pecho, cuando sus ojos nos miran profundamente, cuando se queda dormida después de jugar tanto, cuando da vuelvas por la cama como las manecillas de reloj, y sobre todo cuando carcajea por algo simple que le causa gracia.

El 2012 será inolvidable, mas que cualquier otro año. Amamos a Dalia infinitamente.

Y así es, como me gustaría cerrar el año, agradeciendo a todas las personas que han formado parte del film de mi vida. Y espero que el 2013, si aun seguimos con vida, sea mejor, lleno de retos y aventuras nuevas, de emociones, de cosas que llenen de momentos ese álbum que llevamos dentro en algún lugar de nuestra mente y que de alguna manera esta conectado a nuestro corazón.

Aun hay muchas cosas que me gustaría realizar, tengo en mente proyectos que me gustaría llevarlos a cabo y no dejarlos como muchos otros ahí, olvidados.También he pensado en dar punto final a este blog dado que me ha costado trabajo mantenerlo activo, y que considero es un paso a seguir para realizar otras cosas.

Y aunque no lo he decidido, es lo mas probable.

Gracias a todos aquellos pocos lectores que me han seguido, hay algunos que lo han hecho desde el inicio y eso es de agradecerse. Les deseo lo mejor para este nuevo ciclo, y que los Mayas no se equivoquen.

! Feliz Año Nuevo !

Jorge Hernandez :: http://jorgeluis.com.mx

    Sobre este blogObtener el último día del mes en PostgreSQL