21 de Marzo, 2012

A la pequeña que tanto anhelo ver ya.

Un día, ya hace mucho tiempo, mas de lo que puede caber en la palabra “mucho”, soñé con una hermosa damita, que vestía de pasteles blancos, que reía y alumbraba como un sol.

Estas a unos pocos días de llegar, y añoro cada segundo que pasa, el momento en el que pueda tomarte en mis brazos y saber que eres una realidad.

Sabrás pues que una vez nacida, comenzará la cuenta progresiva de tu edad, y acumularás de pronto un día, dos, cinco, veinte, y de pronto serán meses y años también. Pero para mi, tu vida a comenzado ya desde antes, y hasta hoy nos has regalado casi nueve meses de felicidad perpetua.

Eres increíblemente traviesa, inquieta, juguetona y curiosa, por que aunque nada puedes ver, todo aquel sonido que llega a ti, es razón pura para que muestres una mueca a través de la pancita de tu mami; y que, los que admirados como yo (también curioso por cierto), vemos como un movimiento lento atraviesa desde el costado izquierdo inferior hasta el ombligo.

Ay, ay, aaay ! Dice de pronto tu mámi, y no es para menos, ella está nerviosa, y con todo el derecho. Sabe que pronto será el momento. Y yo preocupado, a las tres de la mañana le pregunto “¿que paso?“ tratando de abrir lo mas que puedo los ojos, a lo que ella simplemente dice “se ha movido”, se re-acomoda y trata de reconciliar el sueño, una falsa alarma solamente.

Ya falta poco, no tardes, que ya tenemos todo listo.

Tu papi que te ama desde hace mucho y
te amará por siempre.
- Jorge Luis -

Jorge Hernandez :: http://jorgeluis.com.mx

    19 de Septiembre