Hablar de procrastinación en los tiempos modernos, es meternos en hitos realmente debatibles.

Facebook es sin lugar a dudas el medio de procrastinación mas grande que existe en la era moderna (tal vez después del Gaming). Sin embargo, es una fuente de explotación tremenda que muchas empresas están minando ya sea para aspectos de marketing, estudios sociales, económicos, técnicos, etc. O bien, como un medio de comunicación eficiente (y muchas veces, también deficiente).

Incluso, hay tendencias realmente interesantes de como facebook comienza a ser la plataforma de e-commerce ideal. No es para menos con la tremenda bestialidad de plataforma que tienen y la cantidad de usuarios inmensa que posee; incluso, podría rivalizar con Google en cifras.

Y a pesar de esto, he decidido desinstalar facebook de mi teléfono.

¿Por que he desinstalado Facebook?

Desinstalé facebook a inicios del 2017, y una de las razones mas fuertes del por que lo hice fue básicamente por que mi teléfono anterior ya me lo pedía.

Compré mi Moto G4 hace poco, pero antes de él, aun conservaba mi inseparable Moto G de primera generación. Un teléfono que fue todo un guerrero (pero de eso puedo hablar en otro momento).

Mi modesto Moto G ya pedía a gritos que le desinstalara facebook (y otras apps) para liberar los 500 mb que ocupaban, así que, no me costo mucho trabajo y lo hice.

Y si, se que hay alternativas livianas como el mismo Facebook Lite o Swipe, pero, es que en definitiva me harté de facebook en el móvil.

Facebook no es mi medio de comunicación primordial, y mucho menos mi medio informativo oficial. Para cosas como esas existen Whatsapp y Twitter.

Y si bien es cierto, algo que podría pedirle a la empresa de Zuckerberg es que tengan la bondad de separar su sistema de autenticación, de sus apps, de tal forma, que pueda ingresar a otros servicios como Spotify usando su sistema de autenticación sin tener que instalar Facebook.

¿Cual es el resultado de mi desprendimiento?

Hablando en sentido figurado, te hace sentir mas liviano.

Es decir, dejas de tener esa necesidad de abrir notificaciones tras notificaciones, o de abrir por abrir. Lo que seguramente te hará ahorrar ese tiempo; que en mi caso fue recuperar de 15 a 30 minutos al día.

Sigo usando Facebook en el navegador, y suelo abrirlo una vez al día para ver las notificaciones pendientes sobre amigos y familiares, a demás de compartir cosas desde otras apps, como contenido que considero interesantes desde Feedly por ejemplo.

Y no, no estoy haciendo recomendaciones. Tu eres el dueño de tu tiempo, de tus recursos y de tu dinero, así que, ni te recomiendo dejarlo o quitarlo, simplemente quise compartir mi experiencia. Y lo que puedo decirte, me siento mas feliz :D

Jorge Hernandez :: http://jorgeluis.com.mx

    Libros electrónicos vs tradicionalesLos insólitos peces gato