Como bien sabemos, π es un curioso y enigmático número (constante) que a lo largo de los tiempos ha causado controversia en el mundo de las matemáticas, debido a su interesante y extraña secuencia.

Cuando la idea de convertir y adaptar los decimales infinitos de pi en notas musicales, la composición y melodía resultante puede sorprendernos a todos. Y es así como Michael Blake nos muestra con su ingenio y astucia para las matemáticas y la música interpretando 26 decimales a 157 beats por minuto esta hermosa compsición.

Pero este loco compositor no se quedo quieto y también interpreto Ταυ (Ταυ=2π) en 126 decimales a 125.6 beats por minuto y la melodía final es esta.

Las melodías son realmente hermosas, sin duda, me han alegrado el día y no puedo dejar a escucharlas, y personalmente, la interpretación de Ταυ me ha cautivado.

Jorge Hernandez :: http://jorgeluis.com.mx

    Un mal análisis significa, el fracaso de nuestros desarrollosPasión por «Codear»